Auriculoterapia

La Auriculoterapia proviene etimológicamente del griego terapia que significa curar y del latín aurícula que quiere decir oreja. Se presenta como una rama de la acupuntura por ser practicada por medio de las agujas chinas y otros elementos como micro-esferas, semillas de vaccaria. Está basada en la idea de que la oreja es una representación completa del resto del cuerpo. Su origen es incierto, pero sin duda se sabe que proviene de oriente.

El francés Dr. Paul Nogier entre 1954 y 1956 fue el primero en crear una cartografía detallada del pabellón auricular. Este método de tratamiento es un microsistema de acupuntura por medio del cual se diagnostican y tratan diversas enfermedades y consiste en la estimulación de terminaciones nerviosas que se encuentran en el oído y se conectan con el resto del cuerpo, por lo que al ser estimulada una parte de la oreja tendrá un efecto en la parte del organismo relacionada con dicha zona. Detecta a través de la sensibilidad de sus dedos, las distintas patologías que día a día se multiplican en el cuerpo como consecuencia del estrés.

Se parte de la base que el sistema nervioso lleva la información patológica hasta el pabellón auricular, donde se inscribe, permitiendo la detección, y transmite los estímulos auriculares a las diversas regiones corporales. Los signos, que son el reflejo de una zona en desequilibrio y, por lo tanto enferma, ejercen una doble función: a través de ellos, el órgano envía su mensaje a la zona que utilizamos terapéuticamente, y también desde esa zona, podemos mandar hacia el órgano un mensaje terapéutico.

Principales beneficios

  • Es eficaz para el tratamiento de cientos de patologías.
  • Es curativa y preventiva.
  • Es natural, rápida y efectiva.
  • Regula los estados emocionales, ataques de pánico, stress, depresión.
  • Es valiosa para el diagnóstico de las enfermedades.
  • Se puede aplicar como medida terapéutica y preventiva.